Con la preocupación por los alimentos ecológicos y el auge de los comercios de productos bio, así como de proximidad, tener un huerto urbano en la terraza de casa significa autoabastecimiento y, sobre todo, ahorro.

como hacer un huerto urbano

Recuerdo cuando empecé a informarme sobre cómo hacer un huerto en mi terraza y como deseaba en ese momento tener un jardín enorme. Pero claro, cada uno tiene lo que tiene, y por mucho que aspire a una casa de dos plantas y 100 hectáreas a lo Escarlata      O ´Hara, tengo que asumir que vivo en un piso con una pequeña terraza. ¡Pues a explotarla!

Vamos a empezar por el principio…

¿Qué es un huerto urbano?

El huerto urbano es una plantación que podemos hacer en nuestra terraza o jardín en el que cultivar hortalizas, frutas y hiervas aromáticas.

Estos huertos urbanos se cultivan sobre recipientes utilizando sustratos específicos. Aunque lo mejor es hacerlo sobre mesas de cultivo especialmente construidas para este fin, también podemos iniciarnos en este mundo (con calma) con macetas tradicionales.

Me apetecía mucho tener tomates cherry, son mis preferidos. Así que simplemente probé con una maceta unos meses para asegurarme de que aguantaban antes de lanzarme de lleno en el mundillo.

Para tener un huerto urbano es muy importante tener conocimiento sobre todo lo que vamos a plantar, ya que cada fruta u hortaliza tiene unos tiempos de plantación y recogida a lo largo del año. Además necesitarán sustratos especiales, vitaminas y cada uno unas necesidades de sol y agua. Si las plantas de decoración tienen sus cosas, no os podéis imaginar lo quisquillosas que se ponen las comestibles.

Antes de empezar a construir un huerto casero es muy importante tener claro con qué vamos a empezar. Si juntamos en una misma mesa de cultivo varias especies de necesidades similares, haremos que se ayuden entre si y optimizaremos el espacio.

¿Qué es un huerto urbano ecológico?

Un cultivo es ecológico  cuando es respetuosa con el medio ambiente prescindiendo de la utilización de sustancias químicas perjudiciales para el medio ambiente y para el organismo.

Luego si os plantemos que vuestro huerto urbano sea ecológico evitad el uso de pesticidas y fertilizantes de síntesis. Además tendréis que buscar sustratos y semillas ecológicas.

¡Pero que no se te pongan los pelos de punta porque hoy en día es muy sencillo!

¿Por qué hacer en casa un huerto urbano?

Porque conseguirás productos con mucho sabor. Hoy en día podemos encontrar prácticamente todas las frutas y verduras en cualquier época del año. El motivo es que muchas de ellas se plantan en invernaderos con muchos fertilizantes y químicos para hacerlos crecer rápido y en cualquier época. Lo que ocurre es que tenemos producto, pero muchas veces no tenemos sabor.

Si cultivamos algunas de nuestras hortalizas favoritas en casa podremos hacer ensaladas frescas y con productos de temporada, sin tener que pasar por el supermercado.

huerta en el balcon

¿Cómo empezar a construir un huerto en casa?

En primer lugar piensa en qué lugar vas a colocarlo. Si vas a hacerlo en una terraza asegúrate de que tiene solidez ya que en cada maceta fácilmente colocarás un saco de 30 y 50 kilos de compo.

Esto no será un problema si vas a hacerlo en el jardín, pero limpia la zona donde quieras poner tus frutas y hortalizas de otro tipo de plantas. Si están muy cerca, muchas plantas verdes se apoderarán pronto del terreno pudiendo frenar su crecimiento.

Si vas a hacerlo en casa, dentro de la misma terraza que sea en la zona donde reciba más luz solar. directa Es importante que al menos tenga  6 horas de luz al día. No te preocupes si no tienes una terraza con tanta luz, puedes entonces centrarte en cultivos que necesiten menos horas como fresas, acelgas, espinacas, lechugas, coles, coliflor, brécol, rábanos, ajos y puerros.

Otra cosa importante cuando empieces a construir tu huerta en la terraza o en el jardín es tener un grifo cerca. Sería fantástico si lo tuvieras en tu terraza, pero si no es así tampoco frenes tu proyecto. Compra una buena regadera y asume que harás buen ejercicio paseando de la cocina a la terraza unas cuantas veces cada vez que las vayas a regar.

¿Cómo organizar un huerto urbano?

Generalmente, la huerta se divide en varias zonas o parcelitas (3 ó 4), llamadas hojas o eras. Cada hoja se destina a un único cultivo o a varios juntos con parecidas exigencias y se van rotando para no cultivar siempre en el mismo terreno las mismas especies.

Con esta técnica se consigue 2 cosas:

  1. Evitar en parte el aumento de plagas y enfermedades del suelo específicas para cada grupo de tanto repetir esas especies en el mismo suelo. Si falta el huésped, se irán extinguiendo los parásitos. Aunque no es perfecto, puesto que las plagas y hongos del suelo pueden desplazarse de una parcelita a la otra y resistir muchos años.
  2. Otra ventaja de rotar hortalizas es que las Leguminosas (judías, habas y guisantes) fijan Nitrógeno atmosférico por medio de nódulos en sus raíces, dejándolo disponible para el próximo cultivo y enriqueciendo de este modo el suelo. Cultiva las hambrientas de Nitrógeno como coles, patatas o espinacas después de las leguminosas.

¿Qué necesito para hacer un huerto urbano?

Lo primero que necesitas es saber si vas a empezar con macetas o con mesas de cultivo. Mi recomendación es que empieces con macetas pequeñas y pongas varias semillas, las que hayas seleccionado en función de tus horas de luz y necesidades de agua.

De este modo no tienes que hacer una inversión grande, sino simplemente hacer pruebas para ver si funciona y, sobre todo, si se te da bien. Piensa que este tipo de plantaciones requieren más esfuerzo que el resto de plantas de interior.

Si empiezas con macetas tienes que tener en cuenta varias cosas importantes:

  • El drenaje: tiene que poder expulsar el exceso de agua (ya sea porque nos hemos pasado regando o porque ha llovido mucho). Por eso necesita tener agujeros de drenaje en la base. En interior puedes añadir una bandeja para proteger el suelo.
  • El tamaño: tienen que tener el tamaño adecuado a las necesidades de la planta, muchas de ellas crecerán muy rápido y no es recomendable hacer cambios de maceta. Mejor que sea un poco más grande para evitar que se quede sin espacio en mitad del crecimiento.

Las mesas de cultivo son sin duda mucho más vistosas y sobre todo cómodas, no tendrás que estar agachado para trabajar con ellas. Lo mejor es que tengan unos 25 cm de profundidad. Tienen mesas de madera, metálicas y de plástico. Y algunas incluso tienen incluidas una tapa para conseguir el efecto invernadero que mucha necesitarán.

☘ Consejo Extra: Es mejor tener varias mesas de cultivo más estrechas, que una muy grande. De este modo podrás diversificar y plantar más especies.

el huerto en casa

¿Cómo empiezo un huerto urbano?

Como te decía, lo mejor es empezar con una maceta o una regadera y es fantástico hacerlo con un kit de huerto urbano, que suelen llevar tres o cuatro plantas diferentes. Mi consejo es: empieza con las especies. Las vas a utilizar seguro en la cocina y el crecimiento es bastante rápido. Con un pack como este puedes tener tu huerto en la terraza en solo un par de semanas.

Y si te gusta, sigues avanzando en el proceso de construcción de tu mini huerto (o maxi si al final te engancha)

¿Qué es un huerto urbano vertical?

Si estás pensando en construir un huerto en tu terraza pero no tienes demasiado espacio, elige empezar con un huerto vertical. Con una pared y un poco de imaginación puedes conseguir unos resultados magníficos.

  • Selecciona una pared con luz. El primer paso para construir tu huerto urbano vertical es seleccionar el lugar más adecuado. Lo más importante es que a lo largo del día le dé la luz del sol. Como ya hemos dicho mínimo durante seis horas. Es un requisito esencial para que tus verduras, hortalizas y plantas aromáticas puedan crecer.
  • Comprueba la orientación de tu pared. Los expertos recomiendan que los huertos estén orientados al sur, por lo que coge la brújula y comprueba si es posible. En caso contrario, no te preocupes. En función de la orientación podrás cultivar unos alimentos u otros. Por ejemplo, si tu huerto se orienta al oeste, puedes sembrar todo tipo de hortalizas, como zanahorias o apio. Si tu pared está orientada hacia el norte o el este, tendrás que sembrar alimentos que soporten mejor el frío, como los puerros o las fresas. Si la orientación es norte, cuidado, es normalmente más frío y no siempre aguantará según qué temperaturas. Pero por intentarlo no pierdes más que unas semanas.
  • Diseña tu huerto. No es lo mismo si cada verdura u hortaliza está plantada en una maceta, de manera individual, que si comparte espacio con otras variedades. Los cuidados en cada caso serán diferentes. Algunas plantas necesitan más agua que otras y hay plantas que no deberías cultivar juntas. Antes de crear tu huerto piensa qué alimentos vas a plantar y dónde van a ir. Infórmate bien y haz un diseño en función de lo que quieres y del espacio que tengas.
  • Escoge los alimentos a cultivar según la temporada. A la hora de elegir qué alimentos vas a cultivar, además de la orientación, deberás tener otro factor en cuenta, como la época del año. No olvides que hay alimentos de temporada, es decir, que dan su fruto una vez al año y mueren, y otros que son perennes, o lo que es lo mismo, que no mueren tras dar su fruto, por lo que puedes mantenerlos durante décadas. Lo ideal es que en tu huerto urbano cultives todo tipo de plantas (también aromáticas) y vayas rotando aquellas que son de temporada. Es decir, cuando acabe la temporada de una, cede ese espacio para otra. ¡Así estarás bien surtido siempre!
  • Elige los alimentos más adecuados para cada espacio. Puede que quieras sembrar calabazas; sin embargo, ¿es el mejor alimento para cultivar en tu espacio? A la hora de seleccionar los alimentos a sembrar deberás considerar diversos factores, como el tamaño y peso de la verdura u hortaliza que deseas cultivar o si necesita mucho suelo para su correcto crecimiento. ¡Todo dependerá del espacio disponible y de tu creatividad para distribuirlo!
  • Utiliza compost para tus semillas. Un elemento esencial para el cuidado de tus plantas es elegir el mejor sustrato para cada caso.
  • Comprueba el agua de tus plantas. Las plantas, como cualquier otro ser vivo, necesitan agua para sobrevivir. Cada planta requiere de unas cantidades de agua diferentes, por lo que antes de comenzar a regar sin parar, comprueba si el terreno está húmedo.

Una forma de hacer un huerto vertical sin gastar mucho dinero es utilizar botellas de plástico para convertirlas en maceta. Puedes coger las de tres o cinco litros, hacer unos agujeritos en la base para asegurar el drenaje y colgarlas en la pared con una escuadra.

En la parte de arriba de la botella haz un corte en forma de rectángulo, por aquí saldrán las hojas verdes de tus hortalizas o frutas y el efecto que conseguirás en la pared es realmente vistoso además de sostenible. ¿Quería un huerto ecológico? Pues asi lo conseguirás casi al 100%

¿Quieres saber todos los trucos para tus Plantas?

 

Porque cada una tiene sus necesidades de riego y hay vitaminas que las ayudan a florecer

¿Las mejores ofertas on-line? ¡Las tengo! Y quiero compartirlas contigo

¡Muy pronto te contaré cosas verdes!

Share This